Google+ Badge

terça-feira, 22 de março de 2016

Hay muchos caminos, pero sólo un destino: la empresa digital - Lluís Altés:


Lluís Altés: "Hay muchos caminos, pero sólo un destino: la empresa digital"



En la revolución digital las fronteras entre lo físico y lo digital se están diluyendo aceleradamente. La velocidad del cambio es tan elevada que es imprescindible adaptarse para evitar que destruya el futuro de tu organización y el tuyo propio.

La tecnología permite la revolución digital y la gente es la clave, tanto dentro de las organizaciones, como fuera:

* Por una parte, debemos convertirnos en organizaciones centradas en el cliente.

* Por la otra, necesitamos nuevas formas de identificar el talento y un liderazgo renovado. Un cambio cultural de extremo a extremo es crucial.

La dirección general de las empresas empieza a asumir que esta revolución es imparable. Las organizaciones que dominan el negocio digital se han dado cuenta que es fundamental que haya una visión clara de hacia dónde se va, que haya un liderazgo fuerte desde arriba, un liderazgo que no se escude detrás de CDO's y otras siglas, que realmente se comprometa en esta fase crítica para la subsistencia. Los dinosaurios digitales, por el contrario, todavía piensan que esto va de táctica, de acciones puntuales en el departamento de marketing o en el de sistemas. No se han dado cuenta de que hay que tener una estrategia de conjunto, que es imprescindible tener un enfoque de fuera hacia dentro, donde el cliente y los datos que tenemos de él son fundamentales para que seamos líderes en nuestros mercados, para que seamos relevantes a la hora de lanzar nuevos productos y servicios adaptados a lo que los clientes quieren.

Están naciendo nuevos modelos de negocio y nuevos productos fruto de la convergencia de

·       infraestructuras de telecomunicaciones sin precedentes,

·       tecnologías que nos permiten obtener datos en tiempo real de los clientes al conectar vehículos, hogares, personas (wearables, redes sociales, etc.) ...;

·       y nuevas exigencias de los usuarios que obligan a las empresas a re-imaginar su oferta.

De una manera u otra, todos somos clientes y estamos demandando experiencias que nos enganchen, que nos vinculen a las marcas, a los proveedores. Ya no nos conformamos con ver las características de un producto, queremos ver la opinión de gente como nosotros, queremos tocarlo y probarlo. Imagínate si esto es así con productos y servicios de precios asequibles, como debe ser a la hora de adquirir un bien que requiera una inversión mayor.

Hay que re-imaginar la manera en la que se venden coches, igual que Casper re-imagino la manera de vender colchones. Hay que repensar muchas cosas que no se han cambiado porque "siempre se ha hecho así".

Todo lo anterior hace que se necesiten, más que nunca, profesionales con una elevada comprensión de la revolución digital, consultores que ayuden a las organizaciones en este apasionante viaje que nos ha tocado vivir.

La velocidad del cambio es tan grande, el cambio cultural tan profundo, que es crítico encontrar las palancas adecuadas para reducir la brecha respecto a organizaciones más punteras y, sobre todo, respecto a las expectativas de los clientes. Debemos combinar cantera con cartera, retención con atracción, transformación con disrupción... y aplicarlo a toda nuestra organización, desde marketing y ventas hasta recursos humanos, pasando por todos los departamentos. Adaptarse o morir.

Lluís Altés, director de estrategia de Digital Enterprise Show


Twitter: @Lluis_Altes







Sobre Lluís Altés

Asesor digital, pensador, emprendedor y ejecutivo que se preocupa por el capital humano y la rentabilidad del negocio. Dirigió la consultora IDC en el mercado español y en la actualidad lidera la estrategia del evento Digital Enterprise Show (que se celebrará el próximo mayo en Madrid) y un 'think tank' sobre transformación digital: dinose.
Enviar um comentário